Cómo acelerar el metabolismo para perder peso con Active Body en Santiago de Compostela

Hoy os explicamos cómo acelerar el metabolismo para perder peso.

Con cada año que cumplimos el metabolismo se va ralentizando y nos cuesta más mantener el peso generalmente, y si no hacemos nada para cuidarlo empezamos a ganar kilos comiendo o entrenando igual que antes. No te resignes pensando que son cosas de la edad, es fácil volver a poner el metabolismo en marcha. Volverás a quemar como cuando tenías 15 años y comías como una lima sin engordar.

El metabolismo se va haciendo vago con la edad porque a partir de los 35 años empieza a disminuir el porcentaje de músculo y si no hacemos nada para evitarlo, se queman menos calorías cada día y empieza a acumularse la grasa donde antes no había. El proceso de envejecimiento va asociado a michelines de grasa y kilos.

Comer algo nutritivo en el desayuno hará que tu metabolismo comience a trabajar de inmediato y de forma correcta. 
Además, es recomendable que cenes ligero, ya que durante la noche pasamos varias horas en ayuno y el cuerpo acumulará la mayor cantidad de grasa que pueda.

 

Cómo acelerar el metabolismo

 

  • Haz ejercicio cada día.  para quemar grasas y mantener el metabolismo activo es hacer ejercicio. No hay excusas, cualquier actividad física vale, desde salir a andar rápido, limpiar la casa, correr, nadar, hacer pesas… el cuerpo en movimiento necesita energía, y la actividad física activa los mecanismos para liberar la grasa y obtener glucosa.
  • Desayuna a diario. Comer activa el metabolismo. Si desayunas a primera hora, también gastas más calorías a lo largo de todo el día. Cuando empiezas el día con un desayuno saludable, le estas dando a tu cuerpo todo lo que necesita para restablecerse después del ayuno nocturno y tienes menos hambre el resto del día. Al mantener constantes los niveles de glucosa e insulina, puedes resistirte a otros alimentos menos saludables como los churros o el sándwich plancha a la hora del café en la oficina.
  • Incluye grasas en la dieta.  introducir grasas saludables en la dieta conduce a niveles más equilibrados de azúcar y colesterol. Añadir a la dieta un nivel de grasa adecuado, para activar los genes del hígado implicados en el metabolismo …Pero sin pasarte.
  • Bebe té. El té contiene cafeína, junto a flavonoides antioxidantes que cuidan tu salud y ayudan a quemar las grasas extra. El té verde es el té más natural y menos fermentando por lo que contiene cafeína en dosis bajas y mayor cantidad de antioxidantes como las catequinas. También se utiliza para reducir el apetito y aumentar el metabolismo basal.
  • Entrena en ayunas. Es algo muy habitual entre deportistas, funciona si se hace bien, aunque no se debe abusar de esta práctica. La idea es entrenar a primera hora con el cuerpo completamente en ayunas, sin haber tomado ningún alimento desde las 22:00 h de la noche anterior. El objetivo es que al no contar con reservas de glucosa o glucógeno muscular para mantener la actividad, se obtiene energía a partir de las grasas de reserva.
  • No pases hambre. Olvídate de dietas hipocalóricas, no funcionan a largo plazo y no te dan la energía para ser una persona activa. Realizar ejercicio físico, que ya te hemos dicho es la forma de tener un metabolismo «quemador» y activo. Para adelgazar debes de gastar más calorías de las que has comido. Comiendo también se gasta energía para absorber, transportar, almacenar y metabolizar los alimentos
  • Realizar entre 5 y 6 comidas al día, ayuda a mantener el metabolismo activo y quemando constantemente. Te asegura un aporte de energía, vitaminas y minerales correcto y equilibrado para tener energía. Además de una buena combustión de los alimentos, lo que hará que aumente tu gasto calórico manteniendo alto el metabolismo.
  • Controla la ingesta de carbohidratos. Muy importante: no caigas en el error de eliminar los carbohidratos, son una buena fuente de energía. Son necesitados cada día, especialmente si haces ejercicio aeróbico o eres una persona muy activa. Procura escoger alimentos ricos en carbohidratos de índice glucémico bajo (cereales integrales, arroz integral, verduras, hortalizas, frutas, etc.), evitando los de índice glucémico alto como los azúcares, dulces, pastas, patatas, zanahorias, pan, etc.
  • Ingiere proteínas sanas. Para conseguir un mayor porcentaje de masa muscular no basta con el ejercicio específico. Necesitas que la alimentación aporte aminoácidos para crear las proteínas que forman los músculos. Debes intentar que todas tus comidas tengan «equilibrio proteico«. Escoge los alimentos ricos en proteínas con menor porcentaje de grasa como la carne de pollo y ave, los pescados, los huevos cocidos, quesos frescos, legumbres como la soja y lácteos como el yogur y el requesón porque las proteínas tienen un efecto estimulante sobre el metabolismo e intervienen en la eliminación de las grasas.
  • Piña y papaya. Estas frutas tropicales son muy bajas en calorías y grasas. Además tienen una sustancia con acción enzimática, que ayuda a la digestión de las proteínas y favorecen la combustión de las grasas. Añade piña o papaya natural y recién cortada a tus platos, especialmente por la noche.
  • Toma lácteos cada día. La leche ha dejado de ser un alimento prohibido en las dietas por su alto contenido en grasa porque han sido publicados varios estudios científicos que demuestran que las personas que toman 3 raciones de lácteos (leche, quesos o yogur) cada día pueden llegar a perder más peso en una dieta que los que no los toman. La explicación parece que está en que los lácteos son fuente de proteínas, vitamina D y calcio, un combinado perfecto para acelerar la combustión de las grasas.
  • Pescado. El pescado te aporta proteínas, fósforo y ácidos grasos omega-3, especialmente los pescados de aguas frías como:  arenque, sardina, caballa, salmón, etc. Estas grasas son antiinflamatorias y reducen la resistencia a la insulina, mejorando el rendimiento muscular y evitando lesiones para que puedas entrenar a tope y quemar más grasas.
  • Vitaminas y minerales para activar tu metabolismo. Las vitaminas y minerales no adelgazan, pero son necesarias para obtener energía a partir de los alimentos, y algunas son imprescindibles para el metabolismo energético
  • Evita el alcohol. Después de las grasas, el alcohol es el alimento con mayor densidad energética. Cada gramo de alcohol tiene 7 calorías, un whisky con cola, puede llegar hasta las 400 calorías por vaso. Además, el alcohol se metaboliza rápidamente, sin proporcionar vitaminas ni minerales. La peor combinación es tomar una comida rica en grasa con alcohol (chuletón con una botella de vino tinto), porque el metabolismo quema el alcohol preferentemente para eliminarlo rápidamente, y el exceso de calorías de la grasa no se metaboliza y se deposita en forma de grasa.
  • Bebe mucha agua. Las sensaciones de hambre y de sed están controladas por diferentes mecanismos en el cerebro, pero la mayoría de la gente no sabe distinguirlas. Muchas veces se come cuando se debería beber, evita beber otras bebidas, ni azucaradas ni sin calorías. Procura beber agua o infusiones caseras (tés, hierbas) a lo largo del día para evitar la deshidratación, reducir la ansiedad y ayudar a limpiar y eliminar las toxinas que pueden favorecer la acumulación de grasa. Si además bebes agua fría, quemas más por el trabajo que supone calentar el agua hasta la temperatura corporal.
  • Sé constante y paciente con el metabolismo. Acelerar tu metabolismo es ir en contra del proceso natural del envejecimiento. Tienes que conseguir aumentar y mantener la masa muscular para quemar la grasa de reserva. Necesitas crear nuevos hábitos dietéticos y de entrenamiento para que tu metabolismo se ponga en marcha.

Active Body en Santiago de Compostela

En Active Body te vamos enseñar como perder peso de una forma saludable y sencilla, sin estrés. Pero lo mas importante es que te vamos enseñar como perder peso sin estar a dieta y sin pasar hambre.

No dudes y ponte en contacto con nosotros, la consulta es Gratuita.
Nuestras consultas son presenciales, pero también se hacen online.
Atendemos en más de 90 países de todo el mundo.

Email: giselle@activebody.es                     Teléfono: +34 635 856 215                Formulario: Contacto